Cuando nos hallamos en búsqueda de trabajo, muchas veces creemos que colocando todo tipo de información y soportes de nuestra trayectoria profesional y académica en nuestro currículum vitae, llamaremos la atención de algún reclutador. Pero la verdad es que, en estos casos, a pesar de que le ponemos un esfuerzo y un gasto de dinero para reproducir una gran cantidad de hojas que habla de nosotros; lo más seguro es que terminen apilados en los cajones de alguna oficina.

Lo cierto es que la mayoría de las veces, menos es más. Cada vez está más comprobado que una buena presentación, llamativa pero breve, puede hacerte descollar del resto de CV’s que aplican para un puesto. Aquí te damos varios tips para que tu currículo sobresalga del resto:

  • Haz un resumen de tu trayectoria. Preferiblemente que no pase de una página. Intenta hacer un resumen preciso y conciso, y en lugar de hacer énfasis en tu recorrido cronológico académico y profesional, más bien resalta tus áreas de fortaleza y desarrollo en tus ámbitos de trabajo y estudio. Si a primeras los enganchas, ya te pedirán una versión más detallada, con soportes, etc., pero lo primero es llamar la atención y sobresalir del resto. Recuerda que la capacidad de atención promedio de una persona es entre 30 segundos y 1 minuto y en ese tiempo debes impresionar.
  • Destaca otros aspectos de ti, aparte de tus habilidades laborales y profesionales. Hoy en día, los reclutadores toman mucho en cuenta que sus futuros colaboradores tengan hobbies, aficiones y otras actividades como voluntariado, etc. Este tipo de cosas hablan mucho del carácter y la personalidad del postulante.
  • Utiliza un formato llamativo. Si no tienes conocimientos de diseño, ni puedes pedirle a un diseñador que te ayude, hay varios templates y plantillas de currículo que puedes descargar gratis de internet o incluso en la galería de tu Office Word a partir de la versión 2017. Esto le dará personalidad y una presentación más estética a tu hoja de vida.
  • Apóyate en tus redes sociales. Muchas personas no toman en cuenta la importancia que tienen actualmente las redes sociales en los procesos de búsqueda de empleo y de reclutamiento. Algunos piensan que las redes sociales son un pasatiempo o una forma de “drenar”, pero realmente son una proyección de la imagen de nosotros que presentamos al mundo. Manejar adecuadamente tus redes sociales, puede ayudarte a la hora de encontrar un trabajo. Trabajar en tu reputación digital es tan importante como trabajar en ti mismo. Considera abrirte un perfil en Linkedin, que es una red social especializada en temas profesionales y laborales, pero recuerda que debes mantener una buena reputación digital en todo el ecosistema de tus redes sociales.

 

Check Also

Ellos son los empresarios más admirados de Centroamérica

A propósito de su edición especial por el Bicentenario de la Independencia de Centroaméric…