La deuda es un compromiso de pago que una persona adquiere sobre otra. Más allá del bien material que representa, el problema de la deuda deriva en aspectos que van desde los emocionales, al provocar estrés, angustia entre otros, llegando a conflictos entre las partes involucradas en dicho compromiso.

¿Por qué nos endeudamos?

Por momentos pareciera que nadie se escapa de tener algún tipo de deuda y al hablar de las finanzas personales, se convierte aguja en pajar encontrar una persona que pueda decir que está libre de ellas.

Interesante para leer: El fenómeno de la cuesta de enero, ¿termina en febrero?

Pero ¿Por qué nos endeudamos?  Básicamente podemos considerar tres razones:

  1. No ahorramos: al no apartar un porcentaje del ingreso para ahorrar, al momento de surgir la necesidad de una compra (o emergencia), las personas no están preparadas para ella y la vía fácil para solventar el pago es la deuda.
  2. Falta de control en el gasto: Las personas no siempre están conscientes de lo que gastan. El famoso “gasto hormiga” se convierte en un salida de dinero no controlada que, cuando se requiere del efectivo, ya no se dispone y la persona no sabe en dónde pudo haberlo gastado.
  3. Falta de contentamiento: esto se refiere al nivel de vida en que una persona puede vivir. El consumismo que se ve promovido por campañas publicitarias atractivas más la presión social, se convierten en elementos que definitivamente afectan para hacer compras que no siempre se encuentran dentro de las posibilidades reales de cumplimiento.

Podría interesarle leer:  ¿Es el aguinaldo bien usado por los guatemaltecos?

¿Cómo salir de la Deuda?

Aunque pareciera complicado, salir de deudas no lo es: por lo menos desde la teoría.  Los pasos pueden ser fáciles de mencionar, pero en general solventar una deuda requiere cambios de comportamiento y formación de carácter que es, en esencia, la mayor dificultad que reviste.

He acá algunas recomendaciones para salir de la deuda:

  • Haga un listado de sus deudas para estar consciente del monto total que representa.
  • Controle sus gastos. Esto inicia sabiendo en qué y cuánto es lo que gasta. Ponga especial atención a los “gastos pequeños” pues ellos generan fugas de efectivo que al sumarse representan una cantidad que seguramente puede serle útil para sumar en otras áreas.
  • Busque establecer convenios de pago razonables con las personas a las que debe. Busque negociar basado en un compromiso real de cumplimiento.
  • Trabaje con esfuerzo por salir de la deuda más pequeña lo más pronto que pueda.
  • Conforme vaya saliendo de los compromisos, destine el monto de pago para sumar a los otros compromisos que tenga para aminorar el tiempo
  • No se vuelva a endeudar

La deuda genera, en muchos sentidos, desgastes en la persona, por esa razón es importante evitarla a toda costa.  Considere la importancia que tiene su tranquilidad y bienestar en paz cuando vuelva a sentirse tentado en adquirir algo que no puede pagar en ese momento.

Check Also

Dionisio Gutiérrez conversa con presidentes sobre la Integración Económica Centroamericana

Con el objetivo de poder empezar a dar pasos en la formación de una coalición que trabaje …