El regreso a clases está a la vuelta de la esquina.  Sí, es cierto, de momento el enfoque de la gran mayoría de personas está en las festividades de fin de año; sin embargo, es garantizado que ya muchos niños pueden ver con entusiasmo o temor (dependiendo cuál sea el caso) la cuenta regresiva para volver a ocupar las aulas de la escuela o colegio.

Muy importante leer: ¿Es bien usado el aguinaldo?

Para algunos resulta un momento de alegría, para otros puede empezar un tiempo de incomodidad. Sin importar cual sea el caso, lo cierto es que se hace necesario tomar decisiones para que ese regreso a clases sea la oportunidad de seguir creciendo por medio del aprendizaje. Por esa razón dejamos a continuación estás recomendaciones:

Empiece a regular los horarios de dormir

Es muy frecuente que en época de vacaciones existe mayor período de licencia para que los pequeños vayan a dormir.  Esto provoca, como consecuencia, que se tenga de la misma manera mayor flexibilidad en su horario de levantarse de la cama.  Por esa razón es importante que se pueda empezar a hacer ajustes en el horario de dormir y levantarse en las semanas previas al horario que regularmente tendrán en el período escolar a fin que no resulte tan difícil acostumbrarse.

Revise existencias de útiles

Antes de salir corriendo a comprar el listado de útiles que seguramente será solicitado por la institución educativa, es importante que pueda revisar junto a sus chicos qué es lo que aún tienen en buen estado y puede restarse de ese desembolso.

Si bien es cierto que para todos los niños pudiera ser emocionante y motivo de sonrisas llevar solo cosas nuevas, es importantes que desde pequeños ellos puedan comprender la importancia de buscar alternativas de ahorro cuando éstas se pueden aplicar.

Tengan conversaciones que los motiven

El aspecto motivacional juega un papel muy importante. La resistencia natural que muchos niños tienen ante el regreso a clase obedece a la atención que él presta a las tareas y obligaciones que conlleva el proceso de aprendizaje.  Por esta razón, es importante que a él puedan venir también recuerdos e imágenes de los buenos momentos que también representa ir a estudiar.  Haga que valore el aprendizaje que ha adquirido hasta el momento, la camaradería del compañerismo de los otros alumnos, la atención que puede recibir de sus maestros.  Estos aspectos positivos podrán ser de gran ayuda para alimentar su motivación.

Ayudar a los más pequeños en el proceso de aprendizaje es una tarea por demás importante.  Ser parte de la integración que tendrá en este ambiente es algo que desde el hogar se puede generar y causar un gran impacto en sus vidas.  Así que le animamos a que siendo usted parte de este proceso, se involucre también con mucha energía y ánimo para que esto pueda contagiarse a sus chicos.

Check Also

Las luces Campero iluminaron el inicio de la época navideña

¿Qué tienen en común un rico tamal, una buena taza de ponche y las Luces Campero?  ¡Correc…