A pocos días de la celebración del día del cariño o día de San Valentín,  es muy probable que muchas personas se encuentren en el dilema de qué sorpresa dar a sus seres queridos.  Este dilema surge no solo de la alternativa a escoger, sino de la inversión que se deberá hacer, la cual en muchos casos no siempre está presupuestada.

Para leer también: ¿Es el aguinaldo bien usado por los guatemaltecos?

El origen del día del Cariño

Se cuenta que el emperador romano, Claudio II, en el Siglo II prohibió la celebración de matrimonios entre parejas jóvenes. Esta medida, no fue considerada justa por algunas personas, entre ellas el sacerdote Valentín, razón por la cual se dedicó a casar a escondidas a toda pareja de enamorados que así se lo pidiera.

Al enterarse Claudio II de este atropello a su mandato y autoridad, ordenó que Valentín fuera encarcelado, torturado y finalmente ejecutado ¿La fecha de este atroz acontecimiento?  14 de febrero del año 270.

Aunque esta es una de varias historias que entrelazan la celebración del día del Cariño, se considera que fue en Gran Bretaña donde, a principios del Siglo XIX que se empezaron a comercializar las primeras tarjetas en celebración a esta fecha. Se tiene registro que fue en 1842 cuando en Estados Unidos aparecieron las primeras tarjetas en forma de corazón o incluyendo a Cupido.

La presión de regalar.

La festividad se popularizó a lo largo del mundo y esto fue aprovechado mercadológicamente para convertirla no solo en un día de mostrar cariño y afecto, sino en un día donde la venta de ciertos sectores se incrementa.   Si bien esto puede ser beneficioso para la economía de un grupo de personas, para otros representa una carga. Por otro lado, sea cual ser la situación, es importante recordar y conocer que no siempre el costo del regalo representa el significado que se quiere transmitir.

Tres consejos para mostrar afecto sin gastar mucho.

  • Escriba una nota a mano: En esta era digital el uso de lo tradicional parece olvidado. Si bien existen muchas imágenes digitales y alternativas en elementos multimedia, pudiera ser un excelente detalle retornar a la tradicional carta escrita a mano y ¿por qué no pensarlo?
  • Fabrique una manualidad: de la mano de la anterior recomendación, realizar un regalo con sus propias manos pudiera no ser el regalo más costoso en dinero, pero si en esfuerzo y dedicación de tiempo, razón por la cual es difícil que no sea bien recibido.
  • Prepare usted la cena: sorprenda a su pareja con una cena preparada por sus propias manos. No necesita ser un experto cocinero, será cuestión de voluntad y poner atención a un buen tutorial en YouTube para poder quedar bien.

Como podrá darse cuenta existen diferentes opciones en las que no se requiera gastar mucho dinero pero que igualmente demandará un costo que, generalmente suele ser el tiempo, el esfuerzo y la dedicación.

Check Also

Dionisio Gutiérrez conversa con presidentes sobre la Integración Económica Centroamericana

Con el objetivo de poder empezar a dar pasos en la formación de una coalición que trabaje …