Cuando decides vender tu vehículo, ya sea porque deseas cambiar y mejorar o porque tienes alguna necesidad económica es necesario que sepas los pasos a seguir.

Estos principios también se aplican al momento en que seas tú quien quiera comprar. Todo esto siempre va de la mano en busca del beneficio de la economía de las personas.

Conocer esto te ayudará a evitar un posible problema y te facilitará cualquier negocio conveniente que puedas llegar a hacer.

Entre nuevo y usado

La diferencia entre comprar un vehículo nuevo y un usado es simple: uno es cero kilómetros y el otro ya tuvo uno o varios dueños.

La ventaja de estrenar vehículo es que no tendrás ningún problema en que las piezas de motor y todos sus accesorios y carrocería son nuevos y no tienen ningún uso, por lo que no deberían darte ningún problema. Por estas razones el precio es mucho más elevado del que te costará un vehículo usado.

Un automóvil de segunda mano tiene un historial de uso por lo que deberá ser revisado minuciosamente.

Si vas a vender…

Lo primero que debes tener claro es el estado real de tu vehículo. Tienes que separar el afecto que puedas tenerle y con un juicio de realidad conocer la condición en la que se encuentra.

A partir de allí tienes dos caminos: Puedes vender en el estado que se encuentra o tomar acción y realizar las reparaciones o ajustes necesarios para incrementar el precio y competir en el mercado.

Si te decides por lo primero, lo principal es encontrar un precio justo para ti y para tu comprador, que seguramente buscará hasta el más mínimo detalle para bajar el precio y ganar en esa lucha entre la oferta y la demanda.

Pero si tu decisión es optar por hacer las reparaciones es importante realizarlas con un mecánico de tu total confianza y buscar los lugares que te ofrezcan los mejores precios en repuestos y accesorios para que tu inversión no sea muy alta.

La papelería en orden

El siguiente paso debe ser tener la papelería en orden. Todos los documentos deben estar en regla total para poder hacer el traspaso de dueño.

El documento principal es el título de propiedad que tener los datos que coinciden con el número de chasis y de motor del vehículo.

Luego se debe tener una solvencia de multas de tránsito, que es un documento necesario para realizar el traspaso al nuevo dueño.

Además se debe tener la solvencia del impuesto de circulación que se paga una vez al año.

Listo para negociar

Cuando el vehículo ya está listo de sus reparaciones y con su papelería en orden el siguiente paso es vender. Existen varias formas de hacer el negocio, ya sea que seas tú mismo quien lo venda o lo hagas por medio de un vendedor o en un predio.

Tienes que tener en cuenta que entre más personas participen en la negociación será menor la probabilidad de que llegues al precio que deseas.

En la actualidad son muchas las personas que aprovechan algunas páginas como OLX, Miauto.gt, Mercadolibre.com.gt o prediovirtual.com entre otras, como plataformas para vender o comprar, y por supuesto no pueden faltar las redes sociales principalmente Facebook e Instagram.

Entre las ventajas de hacer una venta en redes sociales es que cualquier persona puede comprar. El negocio se realiza entre dos desconocidos sin ningún tipo de garantía. Mientras que si se realiza mediante un predio o algún sitio de internet, se deben llenar una serie de requisitos.

Con estos consejos ahora ya tienes un panorama de todo lo que necesitas hacer para poder negociar tu vehículo y que puedas mejorar o simplemente salir de una necesidad económica que pudieras tener.

Check Also

A un año de las elecciones en Guatemala ¿sabes por quién votar?

Cada cuatro años se repite la misma historia, buscar el candidato ideal para que nos gobie…