Mucho se ha especulado sobre la llegada a la plataforma de Disney+ de la nueva serie de Marvel: She-Hulk.

Protagonizada por la actriz canadiense Tatiana Maslany, más que todo conocida por sus múltiples papeles en la serie Orphan Black. En esta oportunidad, Maslany interpreta a la abogada Jennifer Walters.

Walters es una abogada entregada a su trabajo, tímida y soltera en sus treintas. Resulta que Walters también es prima de Bruce Banner y en medio de un accidente, termina contaminada con la sangre de su primo, lo cual hace que desarrolle los poderes de Hulk.

Sin embargo, los poderes de Hulk se manifiestan de forma diferente en Walters, quien logra controlarlos más rápidamente que su primo Bruce. Al parecer tiene que ver su condición de mujer ya que en sus propias palabras “las mujeres conviven con la ira todos los días”. De aquí ya se puede ver el contenido “woke” y de empoderamiento femenino que tiene esta historia.

Pero contrario a lo que piensan muchos y en lo que se centran la mayoría de las críticas, el personaje de She-Hulk no fue creado para satisfacer una cuota de personajes femeninos por la moda «woke» del presente, sino que ya existía en los cómics de Marvel desde los años setentas. La razón es que por aquella época, la serie de televisión Hulk (protagonizada por Lou Ferrigno y transmitida por CBS) competía con la famosa serie Six Million Dollar Man (protagonizada por Lee Majors y transmitida por NBC). Con el éxito que tuvo Six Million Dollar Man, la cadena NBC sacó la versión femenina llamada The Bionic Woman, lo que hizo que CBS presionara a Marvel para crear a She-Hulk temiendo perder cuota de mercado en el horario prime time de la TV.

Otro aspecto interesante es que la serie She-Hulk (2022) no es el típico guión de superhéroes, sino que más bien entra dentro del género de la comedia legal. Podríamos decir que es una especie de Ally Mc Beal (la famosa serie de los noventas protagonizada por Calista Flockhart) con personajes del mundo Marvel. También, constantemente Jennifer Walters rompe la cuarta pared para dirigirse directamente al público, que es un sello del Marvel Universe que puso de moda Tony Stark (Iron Man).

Sin duda esta serie es una propuesta interesante para quienes desean ver algo más que la típica trama de superhéroes. Un poco al estilo de Wandavisión que experimentó con el formato sitcom, sólo quedará por ver si cosecha el mismo éxito.

She-Hulk está disponible en Disney+

Check Also

China y Rusia: el regreso del modelo autoritario

El presidente de la Fundación Libertad y Desarrollo, Dionisio Gutiérrez, habló del peligro…