¿De dónde surge la atención y el interés por prohibir el uso del plástico?  No eso solo el hecho que el plástico tarde cientos de años en descomponerse en el medio ambiente (en algunos casos, según el tipo, puede llegar hasta los 1000), sino también el componente de toxicidad que conlleva en su propia composición y la atracción que genera de la misma al ser desechado.

Al fragmentarse en el proceso de descomposición, los trocitos cada vez más diminutos van acumulando sustancias tóxicas que luego son esparcidas y a continuación ingeridas por animales provocando una contaminación en la cadena alimenticia de la cual todos dependemos.

¿Y que hay del reciclaje?

El reciclaje de plásticos se ha vuelto no solo una práctica recomendada, sino indispensable en el uso de este material.  Aporta muchas ventajas y beneficios al medio ambiente. Sin embargo, es un proceso que ofrece muchas dificultades pues requiere la necesidad de identificar, separar y clasificar los diferentes tipos después de su recogida, pues cada uno tiene un diferente peso molecular y es importante evitar que se mezclen ya que eso afecta las posibilidades de reutilización. A esta dificultad se le añaden los tintes, rellenos y demás aditivos que contenga este material, ya que al no poderlos eliminar igualmente se convierte en una imposibilidad de uso, lo cual lo convierte en lo que nadie busca que llegue a ser: simple basura.

Guatemala los prohíbe

El pasado 20 de septiembre, en Guatemala se presentó el anuncio que indicaba la prohibición del uso de plásticos de un solo uso y de artículos de poliestireno expandido, aunque se hizo mención que esta medida entrará en vigor en dos años.  La publicación mostrada en el Diario de Centro América, indica que bolsas plásticas de un solo uso, pajillas, platos, vasos, mezcladores, contenedores o recipientes de alimentos entraban en la categoría de prohibidos, dejando excluidos de esta prohibición los materiales e insumos para fines médicos o terapéuticos.

Con esta medida, según indicó Alfonso Alonzo, ministro de Ambiente en Guatemala, se “pretende eliminar todo tipo de productos que son utilizados en poco tiempo pero que tardan miles de años en desaparecer”. La preocupación en la fauna marina, entre otros aspectos llevó a esta toma de decisión así como la promoción de tecnología alternativas, bolsas de varios usos (reutilizables).

Medida Controversial

Sin embargo, la medida no fue bien recibida por todos los sectores.  Si bien el acuerdo fue propuesto por un presidente que está a pocos meses de salir, el próximo presidente indicó que este acuerdo será derogado y se enfocará más bien en aspectos “más importantes como educar y formar cultura”.

Para otros sectores, la medida de prohibir el uso de plásticos no resuelve del todo el problema pues se ataca solo una parte sobre el manejo de los desechos pero sin hacerlo en el problema de fondo.  Por otro lado, la industria de plásticos genera más de 19,000 empleos de manera directa en el país, los cuales se ponen en riesgo y no se ha hecho un planteamiento sobre cómo se procederá al respecto.

Lo cierto del caso es que de momento a pesar de haber surgido esta iniciativa no se tiene total claridad en cuanto a las ventajas que traerá en contra de las dificultades que provocará. Esto ha hecho que se forme alrededor de esta propuesta un clima de incertidumbre que de momento no se sabe cómo se resolverá. Lo que si se tiene claro es la necesidad de establecer sistemas de educación que permitan generar conciencia para el mejor uso de los recursos y crear una visión del futuro que deseamos tener y dejar a nuestros hijos.

Check Also

Dionisio Gutiérrez participa en el foro Noj organizado por la UFM

El pasado 25 de septiembre la Universidad Francisco Marroquín llevó a cabo el foro NOJ, el…