El 17 de noviembre Netflix estrenó su nueva serie 1899 y no ha decepcionado. El proyecto estuvo a cargo del mismo equipo que produjo la exitosa serie Dark y ha tenido un excelente recibimiento.

La historia se desarrolla en un viaje transatlántico lleno de migrantes que viajan de Europa hacia Estados Unidos en busca de una nueva vida. Uno de los puntos que llama la atención es que los migrantes son de diversos países europeos que hablan en su idioma materno. De esa cuenta, las conversaciones ocurren en inglés, alemán, polaco, holandés, francés, español, entre otros. Sin duda es un detalle bastante inusual.

Desde el inicio, la historia captura al televidente, ya que suceden una serie de hechos extraños e incomprensibles. Como Dark, la historia se va comprendiendo de a poco, en la medida en que transcurren los capítulos. Es una mezcla de terror y suspenso.

Otra similitud con Dark, es que es difícil determinar quiénes son “lo buenos” y “los malos” de la historia. Es más, el pasado de los personajes es bastante “oscuro” y les perseguirá a lo largo de la historia, lo cual vuelve más complejo descifrarles.

El final de la primera temporada deja al televidente sin aliento. A pesar de que en los capítulos finales ya se va sugiriendo el desenlace, los últimos minutos son totalmente inesperados. La sensación de vacío que genera en el espectador es sobrecogedora.

Con la serie 1899, Netflix se anota otro éxito más. Gracias a esta plataforma, estamos teniendo acceso a una producción alemana, que ha demostrado ser igual o mejor que las producciones de Hollywood.

 

 

 

 

Check Also

Dionisio Gutiérrez incursiona en las cadenas de TV internacionales

A partir del 27 de noviembre, el programa de televisión centroamericano Razón de Estado, c…