En una entrevista con José Gregorio Baquero, gerente general de Alimentos en CMI y Ricardo Castillo, director general de CMI restaurantes explicaron algunas de las razones detrás del éxito del nuevo modelo de Pollo Campero para responder a las necesidades de la “nueva normalidad”.

Una de las piezas fundamentales en la pronta respuesta fue la planificación de protocolos y el abastecimiento de productos de higiene y limpieza a finales de 2019. Esto les permitió prepararse con meses de antelación para los cambios que sucederían más adelante.

Según mencionan los entrevistados, para los primeros meses de pandemia se requirió de mucha creatividad y adaptabilidad porque las reglas y disposiciones tenían modificaciones cada 15 días. Sin embargo, con el cierre de los servicios de atención en mesa, rápidamente identificaron que era necesario mejorar la estrategia del servicio para llevar y el servicio a domicilio. Por esta razón, se implementó un nuevo sistema telefónico.

Baquero y Castillo aseguraron que los fines de semana de toque de queda total fueron importantes porque habían horarios en los que se disparaban lospedidos a domicilio. Según explicaron, en los últimos cinco meses este canal triplicó en volumen y ventas. Con esta explosión en los servicios a domicilio y para llevar, se contrataron más teleoperadores, motoristas repartidores y se desarrollaron alianzas con aplicaciones tecnológicas.

Cabe mencionar que con la “reapertura” se han implementado nuevos protocolos para reactivar el servicio en restaurante. Una de las prioridades de la Corporación MultiInversiones es salvaguardar la salud y seguridad de sus colaboradores y consumidores. Para ello, al ingresar se tomará la temperatura, se brindará gel antibacterial, se cumplirá de manera estricta el distanciamiento físico entre otras medidas preventivas.

Check Also

Inteligencia emocional y resiliencia para tiempos de crisis

Cuando nos hablan de inteligencia, muchos pensamos en la inteligencia lógico-matemática o …