La película “No dejes de mirarme” dirigida por Florian Henckel von Donnersmarck es un drama inspirado en la vida del artista alemán Gerhard Richter. Fue estrenada en 2018 y nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa en enero de 2019. Además, fue selecionada   para ser proyectada en la sección de competición principal del Festival Internacional de Cine de Venecia de 2018.

La historia inicia en la Alemania Nazi de 1937, en la ciudad de Dresde, con el personaje ficticio Kurt Barnert de unos 5 años, paseando con su hermosa tía Elisabeth en un museo de arte moderno, el cual era considerado “arte degenerado” por los Nazis. Queda claro que Kurt tiene una relación muy estrecha y cómplice con su tía, quién le inspira a desarrollar su talento artístico.

Sin embargo, la tragedia llega a la vida de la familia de Kurt. Su amada tía comienza a tener episodios de psicosis y es llevada a un hospital psiquiátrico. En ese lugar, el doctor Carl Seeband, ejecuta la política eugenésica de los Nazis y Elisabeth es esterilizada para prevenir que sus malos genes se reproduzcan y afecten la superioridad de la raza aria. Kurt nunca más volverá a ver su tía, quién será trasladada a un hospital a cientos de kilómetros de Dresde y será ejecutada en una cámara de gas casi al final del régimen nazi.

Años más tarde, en la Alemania de postguerra, el joven Kurt ingresará a la academia de arte en su ciudad natal y allí conocerá a una bella joven, Ellie, de quién se enamora perdidamente. Pero Dresde esta ahora bajo el dominio soviético y el arte debe reflejar los ideales socialistas. No hay cabida para el individuo y la creatividad, por lo que ambos, ahora casados, deciden huir para la Alemania Occidental en busca de la libertad.

Sin embargo, las historia de Ellie y Elisabeth, la tía de Kurt, están entrelazadas de una forma insospechada. Antes de partir a la Alemania Occidental, Ellie también sufrirá por las aspiraciones eugenésicas de un antiguo miembro del partido Nazi, que ha logrado sobrevivir en el régimen soviético con la ayuda de un protector.

Al final de la historia, la inspiración artística que Kurt logra en la Alemania Occidental pone al descubierto el oscuro pasado que ensombrece a la familia de Ellie.

No Dejes de Mirarme es una película sobre la brutalidad de los regímenes totalitarios del siglo XX. Desafortunadamente, Kurt será víctima de ambos. Pero al final, la aspiración por la libertad se impondrá y tanto Kurt como Ellie lograran sobreponerse a la tragedia.

Puedes ver el trailer haciendo click aquí.

Check Also

¿Por qué Jurassic World Dominion decepciona a la fanaticada?

La franquicia que comenzó en 1993 con la obra maestra de Steven Spielberg sobre un parque …