Llegada la época navideña, es momento de hacer la tradición anual de ver películas navideñas. Y qué mejor que regresar a los clásicos, que navidad tras navidad, resultan imperdibles. Entre ellas, la novela un Cuento de Navidad de Charles Dickens de 1843, es uno de los grandes referentes para chicos y grandes. Para los cinéfilos, aquí les compartimos un listado con algunas de las adaptaciones más icónicas a la pantalla grande de este tradicional cuento navideño.

Scrooge. Dirigida por Henry Edwards (1935)

Seymour Hicks destaca como Scrooge en esta versión de Henry Edwards, que se atrevió a que el actor, con más de 60 años, interpretara al famoso avaro tanto de joven como de anciano. El director abundó en el relato, hasta el punto de mostrar muerto al pequeño Tim en las navidades futuras, cuestión que suele tratarse de forma elíptica en la mayoría de las adaptaciones.

A Christmas Carol. Dirigida por Edwin L. Marin (1938)

Esta versión de la Metro-Goldwyn-Mayer vuelve a llevar al cine la versión clásica por excelencia: mucho sentimiento, exceso de melodrama, en un cuidadoso blanco y negro. La versión que ofrece Reginald Owen (quien también interpretó a Sherlock Holmes y al Dr. Watson en el cine) del huraño Mr. Scrooge marcó un antes y un después, de forma que todos sus sucesores se han basado en los registros que estableció.

Scrooge. Dirigida por Brian Desmond Hurst (1951)

En esta nueva versión de la obra de Dickens, en la que precisamente el avaro personaje es representado de forma mucho más amable que en el resto de las adaptaciones. El reparto está lleno de estrellas británicas que recitan con deje teatral los diálogos de la novela. En definitiva, otra versión clásica y muy popular, donde Mr. Scrooge (Alastair Sim) justifica su conducta miserable por la influencia de su mentor.

Muchas gracias, Mr. Scrooge. Musical dirigido por Ronald Neame (1970)

Con 4 nominaciones a los Oscar, esta adaptación musical de Cuento de Navidad se convirtió en una de las más populares en el mundo anglosajón. En el reparto, nombres tan conocidos como Albert Finney (Mr. Scrooge) y Alec Guinness (Marley). El espectáculo, con un lujoso diseño de producción, desliza a lo largo del metraje, sobre todo gracias a las interpretaciones, cierto humor sardónico en la historia original.

A Christmas Carol. Dirigida por Clive Donner (1984)

Nueva producción británica con George C. Scott (conocido por su participación en Patton) en el papel de Ebenezer Scrooge y un amplio elenco de actores ingleses. De nuevo se vuelve a una versión más fiel a la historia original de Dickens, con gran presencia y fuerza en los personajes secundarios. También se aprovechan los avances en la materia para alcanzar una mejor estética y calidad en el conjunto.

A Christmas Carol. Dirigida por David Hugh Jones (1999)

Con un final lleno de sentimiento, esta película contó con actores de la talla de Patrick Stewart, Richard E. Grant y Joel Grey. A pesar de la mejora sustancial de los efectos especiales, esta cinta será recordada en mayor medida por las interpretaciones de los actores y por los exteriores grabados en Inglaterra.

A Christmas Carol: The Musical. Adaptación musical de Arthur Allan Seidelman (2005).

En esta nueva versión musical, Kelsey Grammer hace las veces del avaro Scrooge, rodeado de otros intérpretes reconocidos como Jesse L. Martin, Jane Krakowski, Jennifer Love Hewitt o Geraldine Chaplin. La película no tuvo mucho éxito en los cines y sin embargo contó con cierto recorrido en la televisión.

Cuento de Navidad. Producción en 3D dirigida por Robert Zemeckis (2009)

La última versión fue producida en 3D por Disney Studios usando la misma técnica de animación que cintas como The Polar Express o Beowulf. En las voces, artistas consagrados como Jim Carrey, Gary Oldman, Colin Firth, Robin Wright, Bob Hoskins o Fionnula Flanagan. Carrey, de hecho, es Scrooge a todas las edades y también puso la voz a los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras

Check Also

La firma Fitch califica positivamente a Corporación Multi Inversiones

El pasado 24 de noviembre de 2020, la prestigiosa firma calificadora de riesgo, Fitch Rati…