Sin embargo, se tiende a la generalización y a meter a todos los empresarios en el mismo saco. Así, se hace muy difícil identificar los matices sutiles y hasta las diferencias más evidentes entre las acciones y discursos entre unos y otros.

Este también es el caso de uno de los empresarios más exitosos y mediáticos del país, Dionisio Gutiérrez, quien probablemente ha adquirido mayor notoriedad por su participación en la vida cívica desde hace varias décadas ya.

Su discurso es siempre cuestionado y atacado. Si bien todos los discursos debieran ser cuestionados, también todos debieran tener el beneficio de ser analizados y criticados por méritos propios y no solamente por el apellido de quien lo expresa o por su faceta de empresario.

Entre las más recientes olas de críticas se encuentran las de algunas personas que consideran que es inapropiado que él hable de la lucha contra la corrupción y la impunidad, precisamente por ser empresario.

Pero ¿Realmente es inapropiado que un empresario hable del combate a la corrupción? ¿Es su discurso incoherente? Hay que lanzar una mirada a las acciones.

 

1. Larga trayectoria participación político-social:

La participación de Dionisio Gutiérrez en la vida cívica del país no es nueva. Pareciera que desde siempre ha estado involucrado en espacios de diálogo y propuestas.

Por más de 20 años estuvo al frente de “Libre Encuentro”, un programa televisivo desde el que se abordaron temas diversos referentes al fortalecimiento de la democracia, el desarrollo social y humano, dentro de un marco político, social y económico. Para bien o para mal (depende a quién le preguntes) se convirtió en un referente de la opinión pública nacional.

Actualmente es director general de “Dimensión”, otro programa televisivo que constituye un espacio de diálogo y propuesta. A ello se suma sus columna de opinión en diferentes medios de comunicación, su trabajo desde la Fundación Libertad y Desarrollo y la apertura de otro espacio más de diálogo y propuesta: los Encuentros Ciudadanos.

En todos estos espacios siempre se ha mostrado coherencia en lo que critica, la corrupción ha sido una constante. No es secreto su enfrentamiento abierto con los gobiernos de Alfonso Portillo, Álvaro Colom y su solicitud abierta de renuncia al expresidente Otto Pérez Molina.

 

2. Miembro del Frente Ciudadano contra la Corrupción:

Mientras otros empresarios se encuentran resolviendo su situación legal ante la justicia, pidiendo disculpas o como simples observadores silenciosos, Dionisio Gutiérrez no ha tenido ninguna timidez para aliarse con personas de ideologías, condiciones sociales, políticas o culturales distintas a la suya, para respaldar el combate a la corrupción e impunidad.

De esta cuenta es uno de los signatarios iniciales de la carta abierta que da vida al Frente Ciudadano contra la Corrupción, un compromiso público, abierto y directo.

 

3. Acciones controvertidas pero coherentes

Apoyar a la CICIG; opinar abiertamente que está bien que los empresarios involucrados en financiamiento electoral ilícito pidan perdón y reconozcan sus errores; afirmar que todos somos responsables de la corrupción, ya sea por acción u omisión; la decisión de no invitar la presidente Jimmy Morales al III Encuentro Ciudadano y el llamado a “dejar de avergonzar a Guatemala”.

Mientras este tipo de acciones y declaraciones son esperadas de múltiples personas en distintos sectores, parecen disonantes y hasta controvertidas proviniendo de un empresario, pero tienen completa coherencia cuando se habla de combatir la corrupción y construir un país libre y democrático.

 

Referencias:

 

Check Also

¿Yo soy parte de la corrupción? Un test de autoevaluación

Por lo mismo, cuando se habla de combatir la corrupción pareciera el trabajo de alguien má…